¿Cómo Perdonas?


“Todo esto es la obra de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el encargo de anunciar la reconciliación. Es decir que, en Cristo, Dios estaba reconciliando consigo mismo al mundo, sin tomar en cuenta los pecados de los hombres; y a nosotros nos encargó que diéramos a conocer este mensaje. Así que somos embajadores de Cristo, lo cual es como si Dios mismo les rogara a ustedes por medio de nosotros. Así pues, en el nombre de Cristo les rogamos que acepten el reconciliarse con Dios”. 2 Corintios 5:18-20 (DHH)

-
-

En 1956, cinco misioneros estadounidenses se dirigieron a la selva tropical del este de Amazonas en Ecuador, en una segunda visita a la tribu Guaraní, que según los antropólogos era la sociedad más viciosa y violenta de la faz de la tierra. Tenían una cultura de matar, y los estudios mostraron que el 60 por ciento de la tribu murió por homicidio.
Después de que los misioneros salieron del avión, los miembros de la tribu los mataron a golpes. Los brutales asesinatos fueron noticia en todo el mundo y en la portada de las revistas Life, Time y Newsweek. Muchos periódicos informaron la muerte de estos hombres, incluidos Nate Saint y Jim Elliot.

Un par de años más tarde, la esposa y la hija de Jim, Elisabeth y Valerie Elliot, y la hermana de Nate, Rachel Saint, se mudaron a la aldea Guaraní para mostrar amor y perdón y ministrar a las personas que habían matado a su familia. Eventualmente, Mincaye, el líder de la tribu y los hombres que participaron en los asesinatos misioneros se convirtieron en cristianos.

El tipo de perdón que Elisabeth Elliot y Rachel Saint demostraron no tiene sentido hasta que Dios te haya perdonado. Una vez que lo experimentas, ¿cómo perdonas? Haces las cuatro cosas que estas mujeres hicieron:

Renuncias a tu derecho de venganza. Romanos 12:19 dice: “No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré”, dice el Señor” (NVI) Déjalo en manos de Dios. Él se encargará de eso y manejará las cosas mucho mejor de lo que podrías hacerlo.

Responde al mal con el bien. ¿Cómo puedes saber cuándo has perdonado por completo a alguien? En realidad, puedes orar para que Dios bendiga a la persona que te lastimó. La Biblia dice: “Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan.” (Lucas 6:27-28 NVI).

Repite estos pasos el tiempo que sea necesario. Pedro le preguntó a Jesús en Mateo 18:21-22 (NVI) “―Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces? ―No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces—le contestó Jesús—.” A veces el perdón tiene que ser continuo.

Rescata a otros con las Buenas Nuevas del perdón de Dios. La Biblia dice en 2 Corintios 5:18-20, “Todo esto es la obra de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el encargo de anunciar la reconciliación. Es decir que, en Cristo, Dios estaba reconciliando consigo mismo al mundo, sin tomar en cuenta los pecados de los hombres; y a nosotros nos encargó que diéramos a conocer este mensaje. Así que somos embajadores de Cristo, lo cual es como si Dios mismo les rogara a ustedes por medio de nosotros. Así pues, en el nombre de Cristo les rogamos que acepten el reconciliarse con Dios” (DHH).

Reflexiona sobre esto:
  • ¿Qué tan difícil es para ti dejar de lado la necesidad de desquitarte o tener la última palabra?
  • ¿Cómo puedes modelar el perdón en tu vida?
  • ¿Quién en tu vida necesita escuchar el mensaje de paz y salvación de Dios?

Fuente: http://pastorrick.com/

Comentarios