Salmos 127:3


-
-

Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del vientre son una recompensa.
-
-

Comentarios