martes, 14 de febrero de 2017

Tagged Under:

8 versículos alentadores de la Biblia acerca del consuelo.

By: ACCRISTIAN7 On: 21:39
  • Compártela
  • Salmo 23:4, 6

    “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento… Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa del Eterno moraré por largos días”.
    El rey David se basó en su experiencia como pastor para elaborar este famoso salmo. Siglo XI o X a.C.

    Salmo 30:5

    “Porque un momento durará su furor; mas en su voluntad está la vida: Por la noche durará el lloro, pero a la mañana vendrá la alegría”.
    El rey David escribió este salmo conmemorando el momento en el que Dios lo sanó de una enfermedad mortal. Siglo XI o X a.C. -
    -

    Salmo 147:3

    “Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas”.
    El salmista no está identificado, pero pudo haber sido escrito después del regreso de los judíos cautivos en Babilonia en el siglo VI a.C.

    Isaías 40:1

    “Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios”.
    El profeta Isaías registró esta maravillosa profecía acerca del Reino de Dios, en el siglo VIII a.C.

    Mateo 5:4

    “Bienaventurados los que lloran; porque ellos serán consolados”.
    Jesucristo dijo esto en su famoso Sermón del Monte, probablemente entre los años 28 y 30 d.C.

    Mateo 11:28

    “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”.
    Jesucristo dijo esto en su ministerio en Galilea, probablemente entre los años 28 y 30 d.C.

    Romanos 15:4

    “Porque las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por la paciencia y consolación de las Escrituras, tengamos esperanza”.
    El apóstol Pablo escribió esto a la Iglesia de Dios en Roma, alrededor del año 57 d.C.

    2 Corintios 1:3

    “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de misericordias, y el Dios de toda consolación”.
    El apóstol Pablo escribió esto a la Iglesia de Dios en Corinto, alrededor del año 56 d.C.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario